Cuando la luz es el punto de partida en un proyecto, la distribución, los materiales, los acabados y los colores multiplican sus cualidades. Si en otras ocasiones hemos trabajado con tonos claros y neutros como fondo para resaltar elementos y mobiliario, en este ático se hace mucho más evidente; la madera para la encimera de la cocina y los tonos rojos del mobiliario le dan personalidad y calidez al espacio.

En cuanto a la distribución, el salón es el espacio principal de la vivienda. Con la cocina integrada y el gran ventanal dando a la terraza, se pueden llegar a diferenciar cuatro zonas o ambientes distintos: cocina, comedor, salón y terraza.

El resto de estancias están en la zona más privada de la casa, accediéndose por un distribuidor que las independiza.

Tipo de obra: Rehabilitación
Superficie construida: 76 m²
Localización: Sevilla
Fecha: 2015
Empresa constructora: Hergamo Construcciones

Fotografías: CM4 Arquitectos

Proyectos relacionados