Oficinas Quintas Energy

Un espacio vanguardista y diáfano en el que trabajar

El proyecto para la nueva sede de Quintas Energy, en Sevilla, se ha basado en un concepto de oficina versátil, abierta y transformable. Con una superficie útil de casi 800m2 y un programa desarrollado a medida de los requerimientos de la dirección y empleados de la compañía.

 

Para el desarrollo del proyecto ha sido necesario establecer una línea de trabajo general, claramente reconocible, pero que a la vez permita una zonificación adecuada a los diferentes requerimientos de uso, funcionales y de representación. 

 

El objetivo final es que tanto trabajadores como clientes puedan utilizar las instalaciones de múltiples formas dependiendo de las necesidades que puedan tener en cada momento. Algo que se ha conseguido con la diferenciación de zonas que alternan entre espacio general de trabajo, salas de reuniones, cabinas individuales y zona de office. 

Partimos de una envolvente con materiales en tonos neutros, acabados industriales e instalaciones vistas, un punto de partida muy favorable para trabajar con texturas y colores que resalten sobre el fondo en grises y blancos.

 

La primera imagen de la oficina a toda persona que acceda a ella es la de transparencia y claridad, un espacio de trabajo principalmente abierto que proyecte confianza y traslade los valores tecnológicos de la empresa. Vanguardia y avance tecnológico. 

 

El mobiliario se ha realizado completamente a medida, desde el color de los asientos a las mesas con tableros y acabados escogidos en exclusiva para este proyecto

Tipo 

 

Cliente 

Fecha

Superficie 

Fotografías

Adecuación oficina e interiorismo

Quintas Energy

Enero 2022

800m2

Juanca Lagares

La distribución de puestos de trabajo refleja las características de la empresa, un concepto abierto y no jerarquizado pero muy cuidado, donde se presta atención por el ambiente de trabajo, la luz y los materiales, en sintonía con los valores de la empresa.

 

Una empresa formada principalmente por trabajadores jóvenes debe proponer espacios en consonancia con su filosofía. En determinados puntos de la zona de trabajo podrán aparecer elementos decorativos con vinilos, zonas de trabajo informal e incluso colores más arriesgados y desenfadados.

 

Para el mobiliario de oficina se ha optado por trabajos enteramente a medida, donde se ha escogido el color de las mesas y sus acabados o el tono bicolor de las sillas de escritorio. Para ello hemos contado con empresas como Kesta, para las mesas operativas con pantallas, Somomar y Forma 5, para las sillas operativas . Para las sillas de reunión, Kave, los taburetes altos, Sokoa, el mobiliario a medida, Modos y los separadores acústicos, Caimi. 

 

Todo ello le da al espacio un valor claramente diferencial basado en el diseño propio, que se establece sobre su imagen corporativa, donde los tonos escogidos son esenciales para transmitir pertenencia al equipo. Además de un claro hilo conductor futurista que casa de lleno con el sector en el que se desarrolla la compañía. 

Tanto en las cabinas individuales como en la zona de office se ha apostado por una tapicería en amarillo que rompe el cromatismo impuesto por los grises industriales presentes en mobiliario y objetos de decoración

Espacios delimitados, aunque sin tabiques, solamente separados por muros de cristal o separadores hacen que la oficina sea concebida como un todo en el que el trabajador puede situarse