Esta casa sevillana del s. XVIII necesitaba un cambio en su imagen que mantuviese la esencia de un pequeño hotel familiar, por eso la reforma y el interiorismo han unificado y actualizado la imagen de habitaciones y zonas comunes con cambios en revestimientos y mobiliario.

Leer más

Entrando en el patio, la vegetación característica de la casa se ha reinterpretado intercalándola con lámparas, de forma que cuando se entra en la recepción la mirada invita a ver la casa entera a través del patio. En esta zona se han mantenido los azulejos originales pintados a mano, que resaltan y encajan perfectamente con paredes en tonos claros y el nuevo mobiliario, solución qu se repite en el resto de zonas comunes de las otras plantas.

En las habitaciones se optó por utilizar colores y papeles con mayor protagonismo, como los techos de color gris cobalto y la combinación de papeles pintados con motivos geométricos en amarillos y grises.

Para terminar de introducirle el carácter acogedor pero actual, el mobiliario y la iluminación combina con los materiales de carpinterías existentes utilizando maderas en tonos medios, latón, acero y bolas de vidrio blanco.</p>

Tipo y fase de obra: Reforma e interiorismo
Superficie construida: 492 m²
Localización: Sevilla
Fecha: Enero 2018
Empresa constructora: G-Integral
Proyecto y dirección de obra: CM4 Arquitectos
Fotografías: Javier Orive

ESTADO PREVIO

Proyectos relacionados
Reforma Interiorismo Cádiz