La vivienda con una superficie que ronda los 150 metros cuadrados está conformada por una forma y profundidad rectangulares y que limita la luminosidad de las estancias y un programa flexible. En lugar de secuenciar el espacio en zona de día y zona de noche, se divide por frecuencia de uso. Contamos con unos inquilinos permanentes y otros estacionales o esporádicos.

Leer más

La vivienda consta de dos zonas, en la primera se sitúan la cocina, el salón y el dormitorio principal con baño, siendo además la zona más luminosa mientras que en la segunda se colocan 3 espacios; despacho, zona de estar y dormitorio, los cuales son mutables para convertirse en dos dormitorios completos en el caso que los usuarios estacionales se instalen en la vivienda. La zona intermedia entre estas dos zonas queda ocupada por los espacios de distribución y almacenamiento.

En la vivienda predominan los tonos claros y neutros, blancos, grises las maderas, habiendo también espacio para el negro en algunos elementos singulares como la cocina o estanterías. Se busca un lienzo neutro y minimalista que sirva como telón de fondo para una decoración colorida a gusto del cliente.

Por último, la iluminación artificial se realiza mediante luces indirectas para potenciar la limpieza y minimalismo de la propuesta.

Tipo de obra: Reforma e interiorismo
Superficie construida: 150 m²
Localización: Sevilla
Fecha: Diciembre 2018
Empresa constructora: G-Integral
Proyecto y dirección de obra: CM4 Arquitectos
Fotografías: Fernando Alda

ESTADO PREVIO

Proyectos relacionados