La cocina, escultura y directriz

La condición principal del proyecto era realizar una reforma integral para generar un gran espacio vividero, funcional y luminoso. Desde que compraron la vivienda (un piso con una distribución enrevesada y que no aprovechaba la fantástica luz de una octava planta que se abre al Aljarafe), los propietarios tenían claro que querían dar la vuelta a la configuración de su casa.

Leer más

Para conseguir ese gran espacio continuo, nuestra propuesta fue colocar una pieza central sobre la que girase toda la vivienda. Ese elemento es la cocina, concebida como un mueble que responde a diferentes requerimientos en cada uno de sus lados: hacia la entrada se hace vestíbulo; es comedor hacia el salón; resulta permeable en la zona de juegos; y se vuelve hermética hacia el pasillo de los dormitorios.

Las estancias privadas de la casa -dormitorios, baños, lavadero- se van encajando en el perímetro, minimizando los recorridos. De esa manera, el salón-comedor-cocina-vestíbulo, se desarrollan en un único espacio luminoso y regular.

Tipo de obra: Reforma integral de vivienda
Superficie construida: 164 m²
Localización: Sevilla
Fech: 2015
Empresa constructora: ACFC
Fotografías: Javier Orive Fotografía de Arquitectura

Premios: Tercer premio Proyectissimo 2015
Homify: Con esta reforma, nunca más un piso oscuro

ESTADO PREVIO

Proyectos relacionados